HAS INGRESADO OFICIALMENTE AL SEGUNDO TRIMESTRE DE TU EMBARAZO Y AQUÍ YA EMPIEZAS A VER A TU BEBÉ FORMDAO

Por eso es importante seguir alimentándonos bien pues los nutrientes que el reciba serán los directamente relacionados con tu dieta.


Es importante que consumas alimentos como frutas y verduras pues son fundamentales para aportarle las vitaminas que nuestro pequeño necesita, estas puedes cocinarlas al vapor o comerlas crudas, pero no las hiervas ya que es posible que pierdan todas las vitaminas que contienen.

Además, los alimentos ricos en hierro son clave pues ayudan a la formación de glóbulos rojos de la sangre para tu bebé. Este puedes encontrarlo en alimentos como las carnes rojas magras, pescado, aves, espinacas, lentejas, frejoles.

A medida que vas avanzando en las etapas de embarazo empezarás a notar cambios mucho más notorios, tu pancita empezará a crecer mucho más y alrededor de la semana 21 hay alimentos que deberás consumir para ayudar a que tu bebé se siga formando saludablemente, en este periodo la vitamina A es fundamental para la salud de la visión, sin embargo, no hay que consumirla en exceso pues tu bebé se podría ver afectado.

Esta vitamina se encuentra en los alimentos como retinol o betacarotenos, el retinol es bastante fuerte y no debería consumirse en grandes cantidades, por otro lado, los betacarotenos no resultan tóxicos, estos los puedes encontrar en vegetales y frutas de color naranja o verde oscuro.

El aumento de líquidos en esta etapa nos ayudará a transportar los nutrientes que nuestro bebé requiere a través de la sangre, así como a evitar dolores de cabeza producidos por la deshidratación.

Otros nutrientes que juegan un rol fundamental en el embarazo son el calcio y la Vitamina D, pues el calcio ayuda al desarrollo de huesos y dientes sanos en nuestro bebé, así como al de su corazón, sistema nervioso y músculos. Por otro lado, la vitamina D ayuda a que tu cuerpo absorba de mejor manera el calcio y esta sea transmitida más fácilmente a nuestro pequeño.

Hasta aquí ya habremos llegado a la mitad de nuestro embarazo y faltan solo unas pocas semanas para ver nacer a nuestro hijo, así que ánimo y a seguir cuidando la alimentación pues esta será la clave en su total desarrollo.

SIMILAC® 3 KID CONTIENE HMO* UN COMPONENTE CLAVE QUE AYUDA A FORTALECER EL SISTEMA INMUNE DE LOS NIÑOS

Similac® 3 Kid no es ni intenta ser un sucedáneo de la leche materna. Es para niños mayores de 2 años. Consulte con su médico. *Oligosacárido 2´- fucosil lactosa (2´-FL), biosintetizado. Ref: 1.Goehring KC, et al. Nutr. 2016;146(12):2559-2566. 2.Alarcón PA, et al. Nutrition. 2002. 8(6):484. 3.Ruiz Palacios GM, et al. J BiolChem2003;278:14112-14120.

Últimos Contenidos

aprendiendo_a_comer_temprana_edad_mob_385x300

Aprendiendo a comer desde temprana edad

Saber alimentar adecuadamente a nuestros hijos no es tarea fácil. Son muchas las dudas que nos generan en cada etapa de su crecimiento. ¡Tranquilízate mamá!, aquí te daremos algunos consejos para que tu hijo crezca con una vida sana.

celebracion_de_cumpleanos_mov_385x300

Cómo hacer una fiesta infantil y ahorrar al mismo tiempo

Una fiesta infantil no siempre tiene que ser un derroche de dinero, por el contrario, podemos celebrar esa fecha especial a nuestro hijo sin necesidad de gastar tanto pues lo que importa a la final es que nuestro pequeño se divierta y disfrute.

el_bano_y_el_bebe_mob_385x300

El baño y el bebé

El ser mamás nos invade la cabeza de preguntas, y una de ellas es ¿Cómo y cuándo podemos bañar a nuestro bebé? Pues bien, la respuesta es sencilla, desde que a nuestro bebé se le cae el cordón umbilical ya es posible bañarlo sin embargo antes de esto puedes limpiarlo con poquita agua sin sumergirlo completamente y ¿cómo? Eso lo decides tú, lo más recomendable y cómodo es hacerlo en una bañera para bebés, pero también lo puedes bañar contigo en la ducha.