Descubre algunas formas de calmar la irritabilidad de tu niño

Hay muchas formas de tratar de calmar a un pequeño, primero siempre descartar que haya una causa orgánica, para ello hay que acudir al pediatra. A continuación, te detallamos algunas formas de calmarlo:

  • Envolver al pequeño en una manta grande y delgada (pídale a la enfermera o al médico de su pequeño que le muestre cómo hacerlo correctamente) para ayudarlo a sentirse seguro.
  • Sostenga a su pequeño en sus brazos y coloque su cuerpo sobre el costado izquierdo para favorecer la digestión, o boca abajo para brindarle apoyo. Hágale masajes suaves en la espalda. Si su pequeño se va a dormir, recuerde siempre acostarlo en su cuna boca arriba.
  • Ponga un sonido tranquilizante. Los sonidos que le recuerdan al pequeño cuando estaba dentro del útero pueden ser tranquilizantes, como una grabación de los latidos del corazón, le recordará al latido de la mami que escuchaba cuando estaba dentro del útero.
  • Pasee a su pequeño, acúnelo. Los movimientos tranquilizantes le recuerdan al pequeño a los movimientos que
    sentía dentro del útero.
  • Evite alimentar en exceso a su pequeño, ya que esto también puede hacerlo sentir incómodo. Trate de esperar, al menos, entre 2 horas y 2 horas y media desde el inicio de una comida hasta el inicio de la siguiente.
  • Si la sensibilidad a los alimentos es la causa de las molestias, un cambio en la dieta puede ser útil:
    • En el caso de los niños que toman alimentos lácteos, pregúntele al médico de su niño si debe cambiarlo, se ha demostrado que esto es útil para algunos niños.

 

202115996 (v1.0)