mujer durmiendo

PUEDES AYUDARTE A DORMIR MEJOR


Durante el primer trimestre tal vez esta no sea una de tus molestias en el embarazo, pero después es posible que empieces a tener dificultad para descansar durante la noche y conciliar el sueño. Conocer qué causa este malestar, te ayudará a entender por qué nuestros consejos pueden ayudarte a mejorar el sueño durante el embarazo.

¿POR QUÉ SE VUELVE DIFÍCIL DORMIR?

1. El nuevo tamaño de tu panza

La principal razón es que tu bebé está creciendo y ahora acomodarte es más difícil, ya no puedes usar tu posición preferida para descansar.

2. Vas más veces al baño

Por la presión que el bebé ejerce sobre tu vejiga es normal que tengas que despertarte más veces para ir al baño

3. Frecuencia cardiaca

Durante el embarazo bombeas más sangre para que tu cuerpo cumpla con su tarea de formar esa nueva vida que viene en camino. 

4. Nuevos dolores

Por el peso que ahora cargas contigo, es normal que se presenten calambres en el embarazo.

5. Acidez

Como ahora tu sistema digestivo es más lento y los alimentos permanecen más tiempo en tu estómago, es normal que tengas agruras en el embarazo, sobre todo en las noches.

6. Estrés

La preocupación por el embarazo, la lactancia y lo que ahora enfrentarás como madre puede causarte estrés y hacer que tengas pesadillas al ir a la cama.

¿QUÉ HACER PARA MEJORAR EL SUEÑO EN EL EMBARAZO?

7. Duerme sobre tu lado izquierdo

Además de mejorar el flujo de la sangre para ti y tu bebé, dormir sobre el lado izquierdo con las rodillas flexionadas es una posición cómoda para las etapas del embarazo que vienen.

8. Rodéate de almohadas

Las almohadas debajo del vientre, la parte baja de la espalda y las piernas te ayudarán a estar más cómoda.

9. Consume menos cafeína 

Las bebidas como gaseosas, café y té contienen cafeína que dificulta el sueño.

10. Deja que tu cuerpo haga digestión

La cena y bebida que la acompaña, deberían ser unas 3 horas antes de irte a la cama para que tu cuerpo haga digestión y no tengas que ir al baño en medio de la noche con tanta frecuencia. 

11. Ejercítate temprano

Si lo haces por la noche, irás agitada a la cama y será más difícil dormir bien.

12. Ponte horarios

Trata de tener horarios fijos para despertarte, para hacer al menos una siesta en el día y para ir a la cama en la noche.

13. Controla las nauseas

Antes de ir a dormir cómete unas galletas, al no tener el estómago completamente vacío, las nauseas disminuyen.

14. Controla los calambres

Si te despierta un calambre, haz presión con los pies sobre la pared o párate sobre la pierna para que pase rápido.